Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.

Filarmónica de Viena, el bullion austriaco más vendido en Europa

Filarmónica de Viena, el bullion austriaco más vendido en Europa

El bullion austriaco “Filarmónica de Viena”, en su versión de plata, sigue siendo la moneda de inversión acuñada en el Viejo Continente más vendida en Europa. Esta hermosa pieza está acuñada en la Casa de la Moneda de Austria y cuenta con impresionantes diseños en anverso y reverso, obra de Thomas Pesendorf. Desde su nacimiento en 2008, la “Wiener Philharmoniker”, como se denomina en su lengua vernácula, ha vendido más de 90 milllones de ejemplares.

La moneda de inversión conocida como Filarmónica de Viena viene acuñándose en la Münze Österreich (Casa de la Moneda de Austria) desde el 1 de febrero de 2008, convirtiéndose en estos últimos 10 años en el bullion de 1 onza en plata con mayor tirada, más conocido y más vendido de Europa.

A diferencia de sus bullion competidores de una onza de plata, American Silver Eagle, Canadian Silver Maple Leaf y Chinese Silver Panda, el de la Filarmónica de Viena no tiene un borde estriado, es liso. Además, su contenido en plata de 999 milésimas es de 31,07 gramos, no de 31,10 gramos. El diámetro es de 37 milímetros.

La Münze Österreich vendió en su primer año un total de 7.773.000 ejemplares, alcanzando su máximo exponente en el año 2011 con 17.873.700 piezas. Aún no se tienen los datos totales de los bullion acuñados en 2018, pero hasta ese año el total de monedas de 1 onza de plata de la Filarmónica de Viena vendidas por la Casa de la Moneda de Austria ha sido de 86.780.595, calculándose que en la actualidad se habrán distribuido más de 90 millones.

El anverso de la Filarmónica de Viena muestra un diseño de Thomas Pesendorf del enorme órgano de tubos ubicado en la sala de conciertos Musikverein en Viena, que es el hogar de la Orquesta Filarmónica de la capital de Austria. La imagen se completa con la fecha de emisión, en este caso “2019” y las leyendas "Republik Osterreich" ("República de Austria") "1 unze" ("1 onza") "Feinsilber" ("plata fina") y el valor nominal de "1,50 euros".

El reverso presenta varios instrumentos filarmónicos que incluyen violines, violonchelo, arpa, fagot, trompa y flauta y las leyendas en alemán "Silber" ("Plata") y "Wiener Philharmoniker" ("Filarmónica de Viena").

Los ejemplares se distribuyen desde la Casa de la Moneda de Austria en cajas conteniendo 500 piezas cada una, distribuidas en 25 tubos de plástico que albergan 20 monedas cada uno.

Cuando la Casa de la Moneda de Austria emitió por primera vez monedas de la Filarmónica de Viena en plata en febrero de 2008, era la primera vez que se lanzaba al mercado una moneda europea tipo bullion de plata con una pureza de .999 milésimas. El mercado llevaba tiempo esperando un producto de estas características y, en el plazo de un mes a partir de la fecha de emisión, se alcanzaron cifras millonarias. A fines de 2008, se habían vendido ocho millones de monedas de la Filarmónica de Viena en plata. Dado que las ventas comenzaron el 1 de febrero de 2008, esta moneda de plata se ha aplicado exclusivamente en la versión de 1 onza y en una cantidad que refleja la demanda del mercado.